¿Qué es una negligencia médica?

La negligencia médica se produce cuando un médico o profesional de la salud no cumple con el estándar de atención requerido y como resultado, causa daño al paciente.

Esto puede ocurrir por diversas razones, incluyendo errores de diagnóstico, errores de tratamiento, mala praxis médica, mala atención, falta de atención adecuada y más. La negligencia médica es una violación de la confianza que se deposita en los médicos y puede tener graves consecuencias para el paciente.

¿Cuándo ocurre una negligencia médica?

Las negligencias médicas pueden ocurrir cuando un profesional de la salud, proporciona un nivel de atención por debajo del estándar aceptado, lo que resulta en un daño o lesión al paciente.

Este tipo de negligencia puede ocurrir en diversas situaciones, incluyendo:

  • – Diagnóstico incorrecto o retrasado: Cuando un proveedor de atención médica no identifica adecuadamente una enfermedad, lesión o condición médica, o no lo hace a tiempo, lo que puede llevar a un tratamiento inadecuado o a la falta de tratamiento, causando daño al paciente.
  • – Errores durante el tratamiento: Incluye errores durante procedimientos quirúrgicos, errores en la prescripción o administración de medicamentos, falta de seguimiento adecuado del progreso del paciente, entre otros.
  • – Falta de consentimiento informado: Cuando un paciente no recibe información adecuada sobre los riesgos, beneficios y alternativas de un tratamiento médico antes de dar su consentimiento, o si se realiza un tratamiento sin el consentimiento del paciente.
  • – Abandono o negligencia en el cuidado del paciente: Cuando un proveedor de atención médica no brinda la atención necesaria o no sigue las normas profesionales aceptadas para el cuidado de un paciente, lo que resulta en lesiones o daños.

Es importante destacar que no todos los resultados adversos en la atención médica son necesariamente resultado de negligencia. La medicina es una disciplina compleja y a veces los resultados desfavorables pueden ocurrir a pesar de que se haya brindado una atención adecuada.

Sin embargo, cuando la atención médica no cumple con los estándares profesionales aceptados y causa daño al paciente, se puede considerar negligencia médica, y esto puede dar lugar a perjuicio para el paciente a la hora de realizar su actividad laboral o en reclamaciones posteriores al seguro de salud.

Reclamación por negligencia médica

En caso de negligencia médica, el paciente puede reclamar una compensación por daños y perjuicios, que incluyen el coste de la atención médica adicional, pérdida de ingresos, dolor y sufrimiento, daño físico y emocional, etc. Además, el paciente también puede solicitar una disculpa y una explicación de lo sucedido.

Para reclamar por negligencia médica, el paciente debe seguir ciertos pasos. En primer lugar, es importante recopilar toda la información relevante, incluyendo registros médicos, informes de laboratorio, imágenes, etc. A continuación, es recomendable buscar asesoramiento legal de un abogado especializado en negligencia médica.

¿Cómo se puede buscar justicia por negligencia médica?

La reclamación por negligencia médica es un proceso legal complejo que requiere una evaluación rigurosa de los hechos y la ley. El paciente afectado puede buscar la ayuda de un abogado especializado en negligencia médica para presentar una reclamación. La reclamación debe ser presentada ante la autoridad competente y debe contener todos los detalles relevantes, incluyendo la identificación del médico, la descripción del tratamiento negligente, el daño sufrido y la compensación solicitada.

Valoración del daño corporal

A la hora de presentar una reclamación por negligencia médica, por bajar laboral o al seguro de salud es necesario contar con una valoración del daño corporal por parte de un perito médico, es decir, se debe realizar un proceso en el cual un experto médico evalúa y determina el alcance de las lesiones o daños sufridos por una persona como resultado de un accidente, lesión, enfermedad o cualquier otro evento traumático.

El perito médico examina al paciente, revisa su historial médico, estudia los informes médicos y realiza pruebas adicionales según sea necesario para evaluar la naturaleza y gravedad de las lesiones. Este proceso puede incluir la realización de exámenes físicos, pruebas de diagnóstico por imágenes, análisis de laboratorio y cualquier otra evaluación médica relevante.

Una vez completada la evaluación, el perito médico elabora un informe detallado que describe las lesiones sufridas, su impacto en la salud y la calidad de vida del paciente, y cualquier tratamiento médico necesario. Este informe puede ser utilizado como evidencia en procedimientos legales, como reclamaciones de seguros, casos judiciales por lesiones personales o disputas relacionadas con la compensación por daños y perjuicios.

En resumen, la valoración del daño corporal por parte de un perito médico es fundamental para determinar la extensión de las lesiones sufridas por una persona y su impacto en su vida, así como para ayudar a garantizar que reciba la atención y la compensación adecuadas.

¿Cómo se puede prevenir la negligencia médica?

La prevención de la negligencia médica es responsabilidad tanto de los médicos como de los pacientes. Los médicos deben cumplir con el estándar de atención requerido, mantenerse actualizados en cuanto a las últimas técnicas y tratamientos médicos, y tomar medidas para minimizar los errores. Los pacientes, por su parte, deben comunicarse claramente con su médico, hacer preguntas, tomar notas y asegurarse de comprender su plan de tratamiento.

La negligencia médica puede tener graves consecuencias para el paciente, incluyendo daño físico, emocional y financiero. Además, también puede erosionar la confianza del paciente en el sistema de atención médica y los profesionales de la salud. La negligencia médica puede dejar a los pacientes con lesiones permanentes, discapacidades e incluso puede ser fatal en algunos casos.

En A2 Arnau Abogados revisaremos la información y determinaremos si hay una base sólida para la reclamación. Si se considera viable, podremos presentar la reclamación ante la autoridad competente, y ayudarte a preparar el proceso de reclamación.